Pasaje
1/6
Pasaje

El encargo consistía en transformar una oficina situada en la planta baja de un edificio construido en los años 90 en una vivienda para una pequeña familia. Por su orientación y su posición en el edificio, la iluminación natural estaba muy penalizada y el uso anterior hacía prácticamente inservibles los elementos existentes, a excepción del sugerente suelo de baldosas de mármol rosa portugués que se encontraba bien conservado y que, por estar colocado en nave, permitía su revalorización.

En lugar de una casa hecha de piezas aisladas, se plantea un único espacio regulado por mecanismos funcionales que permiten su polivalencia. La necesidad de llevar luz a todos los puntos de la casa determina el diseño de las particiones. La separación entre los dormitorios y el espacio vividero se realiza con plafones de policarbonato translúcido montados sobre marcos de madera de haya. La falta de luminosidad se compensa con una paleta de materiales naturales en tonos cálidos que se acuerdan cromáticamente con los tonos neutros de los paramentos gracias a los junquillos y los tiradores lacados en blanco.

La ligereza de las mamparas hace que el perímetro del lugar central de la vivienda, donde se desarrollan las actividades compartidas, no sea opaco ni hermético. Queda rodeado por un velo, una fina membrana que deja entrever lo que ocurre detrás, de modo que todo ocurre en un único dominio de intimidad familiar.

Información
Granada, 2016
Reforma integral
Superficie: 77m²
Estancias: 3
Imágenes: Architectural Matter
Coste
545€/m²
Total
2,5%
Demoliciones
12,2%
Albañilería
18,2%
Instalaciones
6,8%
Revestimientos y falsos techos
4,9%
Solados, alicatados y cantería
8,4%
Carpintería exterior
40,8%
Carpintería interior
6,2%
Pinturas